Pide cita llamando al 659 047 708
Síguenos en Facebook

Qué es la presoterapia? Breve historia de la presoterapia

Qué es la presoterapia? Breve historia de la presoterapia

Para entender qué es la presoterapia, vamos a tratar de conocer su origen. Los inicios de la presoterapia se sitúan en la década de los años ´60, cuando un grupo de médicos estadounidenses descubrieron los beneficios que aportaba a tantas mujeres que pasaban por una masectomía y como efecto secundario sufrían problemas vasculares en alguno de sus brazos.

Qué es la presoterapia?

El tratamiento mediante presoterapia, consiste en aplicar aire con la ayuda de unos cobertores neumáticos desde la planta de los pies hasta el abdomen, favoreciendo el flujo de la linfa y ayudando a realizar un drenaje linfático. Con el llenado y vaciado de los distintos apartados estancos de los cobertores, se consigue un efecto que muchos conocemos como “efecto oleaje”, puesto que la efectividad del tratamiento consiste en aplicar presión de una manera gradual desde la planta del pie hacia los nódulos linfáticos más centrales. Esto logra un vaciado de los vasos linfáticos mucho más eficaz que los masajes manuales, y además, nos asegura que realizamos el trabajo sobre toda la zona a tratar.

Qué conseguimos con esto?, pues contrarrestar la retención y acumulación de líquido en los tejidos, y mejorar la circulación de retorno, que es aquélla que va recogiendo los residuos corporales tales como toxinas y grasas, y las lleva hasta los canales de desecho. De igual modo, se pueden realizar tratamientos con presoterapia en brazos y zona abdominal. Podéis consultar cuáles son los beneficios de la presoterapia de modo más extenso.

Muchas personas eligen este tipo de tratamiento como sustituto a las liposucciones, animados por los buenos resultados ya apreciables a las primeras sesiones del tratamiento, y también al hecho de no tener que pasar por un quirófano con su correspondiente postoperatorio.

En muchos centros donde se realizan tratamientos de presoterapia, suelen acompañarlos con tratamientos de cavitación, para lograr unos efectos mayores con la suma de los beneficios de ambos. En otro post veremos qué es la cavitación y también haremos mención a otro tratamiento muy apropiado para los mismos fines que es la mesoterapia.

Presoterapia contra la celulitis.
Hemos visto ya algunos de los beneficios de la presoterapia, pero quizás el más buscado por miles de mujeres, y cada vez más hombres, es emplear presoterapia contra la celulitis. Se trata de un problema que modifica el contorno, causa molestias y afecta a la estima de quien la padece, que es más del 95% de las mujeres, no sólo las personas obesas tienen problemas de celulitis. Esos cúmulos grasos nos impiden vernos completamente guapas, y más en la época del año que tenemos que lucir tipo, playas, piscinas, celebraciones en las que vestimos algún modelo corto, etc.

Aquellos tratamientos estéticos que no requieren cirugía, y en general, los no invasivos como es el caso de la presoterapia, sin apenas contraindicaciones o efectos secundarios, son una gran opción para mejorar nuestra imagen y conseguirán hacernos sentir un poquito mejor.

Veíamos en otro punto, que la celulitis es una patología que combina la acumulación de grasa, líquido retenido y ciertas toxinas, dando lugar a los nódulos que se observan en la piel y que se muestran con la tan odiosa apariencia de “piel de naranja”. Pues bien, un tratamiento de presoterapia lo emplearemos para estimular el flujo linfático a través de los vasos linfáticos hasta llegar a los canales de desecho, consiguiendo así una mejor expulsión del material que forma el nódulo característico de la celulitis.

Pero ¿cómo se forma la celulitis? quizás despejando esta duda nos quede más clara la utilidad de la presoterapia contra la celulitis.

Según diversos especialistas, en la formación de celulitis se pueden diferenciar cinco etapas:

En el inicio, dónde es imposible de diagnosticar y por lo tanto poner algún tipo de tratamiento al respecto, se produce un ralentizamiento de la circulación linfática y venosa, así pues los vasos se dilatan y la sangre permanece en estos conductos más tiempo.
Por esta dilatación de los vasos sanguíneos, tanto las paredes de estos como de los conductos linfáticos se hacen más permeables, permiendo la salida de líquido al exterior.
Al salir este líquido, se produce una inundación de un espacio que no estaba preparado para esto, aparte de una cadena de reacciones químicas, lo que obstaculiza la nutrición de las células grasas que se encuentran en la zona. Este líquido se transforma en una sustancia espesa que dificultará más el intercambio de nutrientes. Estas células se hipertrofian creciendo en tamaño, llegando en algunos casos a romperse, vertiendo al exterior la grasa acumulada y las toxinas.
Con el paso del tiempo, se formarán estructuras fibrosas que dificultan más el intercambio nutricional entre las células y los vasos. Aquí ya se puede apreciar el típico aspecto de la celulitis, como es el acolchado tipo “piel de naranja”, aparte que la comprensión de terminaciones nerviosas resultará dolorosa.
Esta última etapa se caracteriza por una evolución del punto anterior, es decir, un avance de la fibrosis, comprimiendo nervios, vasos sanguíneos, linfáticos y células, que resultarán macronódulos que se pueden notar al tocar una zona celulítica.
Entendiendo un poco lo anteriormente narrado, llegamos a la idea de lo satisfactorio que resulta un tratamiento de presoterapia contra la celulitis. Una vez desprendida la carga de las células adiposas, el efecto oleaje de las botas, estimula de manera directa la circulación de la linfa, ayudando así a la expulsión de los líquidos, grasas y toxinas no deseadas.

Cabe recordar también que los efectos de un tratamiento de presoterapia no son eternos. Es necesario programar un número mínimo de sesiones y repetirlas cuando vuelva a ser necesario. Una buena alimentación, ejercicio regular y la ingesta de bastante agua, ayudarán a que consigamos los resultados deseados.

Presoterapia: el sistema linfático.
El sistema linfático forma parte, de un modo esencial, del sistema inmunitario de nuestro cuerpo. Está compuesto por órganos, como el timo y el bazo, ganglios linfáticos, como las adenoides y las amígdalas, conductos y vasos sanguíneos.

A través de ellos se produce y transporta la linfa, en un viaje que va desde los tejidos corporales hasta el torrente sanguíneo. La linfa es un líquido blanquecino-transparente formado por glóbulos blancos (en su mayoría linfocitos) y el quilo (líquido que proviene del intestino y consta de grasas y proteínas).

Los ganglios linfáticos son pequeñas estructuras que se suelen presentar en racimos y se pueden localizar en zonas del cuerpo como las  ingles, el cuello, las  axilas, en el tórax y el abdomen. Se encargan de producir glóbulos blancos para luchar contra posibles infecciones, además también de filtrar la linfa y eliminan bacterias, células defectuosas, etc.

personas desconocen que las adenoides están situadas detrás de las amígdalas, ligeramente hacia arriba. Si abrimos bien la boca delante de un espejo, podremos ver nuestras amígdalas, pero sólo podremos observar las adenoides con un estudio denominado rinofibroscopía o mediante una radiografía de perfil.

Hoy en día se sabe que la extracción de las amígdalas (amigdalectomía) y/o de las adenoides (adenoidectomía) no influye en los niveles de defensas, al contrario de como se pensaba hace tiempo, cuando se creía que la extracción influía en el deterioro inmunológico, por lo que el sistema linfático no se ve dañado aunque sí modificado.

La presoterapia es un muy buen método para ayudar al sistema linfático en la eliminación de residuos metabólicos puesto que lo activa, acelerando el proceso y acortando los tiempos en los que las sustancias de deshecho viajan por el organismo. Esto es un factor a tener en cuenta si nos planteamos una bajada de peso, pues nos resultaría de gran ayuda un pequeño tratamiento de presoterapia para ver resultados en menor tiempo.

Presoterapia en el deporte.
Hemos visto en el artículo beneficios de la presoterapia muchas de las virtudes de esta rama de la medicina alternativa, pero si aplicamos este tratamiento al ámbito deportivo, también veremos que su utilización puede conseguir excelentes resultados con los pacientes más exigentes, los deportistas de élite. Veamos en qué consiste.

La presoterapia en el deporte

 Hoy en día, hay muchos y muy buenos profesionales en todos los campos que afectan a los deportistas. Estupendos fisioterapeutas, quiromasajistas, y demás trabajadores de la medicina que se afanan por curar o simplemente recuperar lo más rápido posible a los deportistas para que sigan consiguiendo sus objetivos con el mayor éxito y perdiendo el mínimo tiempo con lesiones o simplemente cansancio muscular.

Los métodos o técnicas con que se entrenan, son muy similares en muchos de los deportistas del mismo sector, el poder de la globalización afecta a todos los campos, no iba a ser menos el deporte. Pero, aparte de las condiciones físicas de cada individuo, el tiempo que se le dedique a la mejora, los profesionales con que entrenemos o los medios con que contemos, que son algunos de los factores más importantes a la hora de distinguir un deportista mediocre de uno que alcance mayores éxitos, también es muy importante tener en cuenta los métodos que se emplean para recuperar a los deportistas de las duras sesiones de entrenamiento. Es lógico pensar que cuánto menos tiempo necesitemos emplear para la recuperación del físico, mejor nos irá al poder dirigir nuestros entrenamientos de manera más intensiva.

Así pues, cuando sometemos a nuestro cuerpo a una dura sesión de ejercicio, lo más importante es recuperar nuestros músculos. Dicen los expertos que sería magnífico terminar una dura jornada deportiva con un progresivo enfriamiento, hidratación y nutrición, con los aportes minerales o vitamínicos que consideremos y con un completo drenaje linfático, que puede ser manual o con presoterapia, sin olvidar el reposo necesario. Todo esto hablando en términos más o menos serios, no una mera jornada en la que realizemos cualquier actividad física a modo de hobbie.

Explicándolo de manera muy simple, diremos que con la presoterapia en el deporte, conseguiremos expulsar con mayor garantía grasas. líquidos y toxinas que se acumulan tras el ejercicio. Favorecerá la circulación linfática y venosa, revitalizando nuestras extremidades, a la par de ser un ejercicio relajante y placentero por los movimientos rítmicos que nos producen los movimientos de aire en el interior de los cobertores.

Por otro lado, cabe mencionar, que no es del todo conveniente realizar ejercicio tanto, inmediatamente antes o después de la práctica de ejercicio. Debemos esperar un tiempo antes o después de hacer ejercicio para someternos a un tratamiento de presoterapia.

Y como siempre decimos, ante cualquier duda, por pequeña que sea, preguntad a vuestro médico o especialista, la presoterapia es un tratamiento seguro, pero acaso ¿hay mayor seguridad que saber a qué nos sometemos?

Beneficios y contraindicaciones de la presoterapia.
Muchos son los beneficios de la presoterapia, aunque hay personas que solamente le atribuyen beneficios estéticos. A continuación, veremos cómo la lista es más amplia de lo que en un primer lugar se podría esperar de un tratamiento que podemos encontrar en casi cualquier centro de belleza estética

Cuáles son los beneficios de la presoterapia?

En primer lugar estaría bien comentar que la presoterapia mejora la oxigenación en todo el cuerpo, siendo este efecto un gran beneficio en sí para todo el organismo. Quizás donde mejor se puede comprobar es en la piel, cuyo aspecto se verá mejorado en cuanto a tono y firmeza debido a que el aumento de oxígeno en sangre logra una mayor nutrición de los tejidos y facilita la regeneración celular.

También estimula el sistema inmunológico, ayuda a bajar la tensión arterial a pacientes con niveles elevados, mejora la circulación sanguínea y linfática, y es de gran ayuda en la eliminación de los residuos metabólicos.
Como activa la circulación, la presoterapia viene muy bien a personas con problemas como el cansancio y la pesadez de extremidades. Las personas que sufren de varices también entran en la lista de candidatos a beneficiarse de este tratamiento.

Aquellas personas que estén pensando en bajar de peso deberían tener muy presente este tipo de tratamiento, puesto que se sabe que combinando presoterapia, dieta y ejercicio, se consiguen mejores resultados en más cortos períodos de tiempo. Esto es así debido a que el drenaje linfático posee una serie de beneficios, como son el de acelerar el proceso de eliminación de toxinas del organismo (podríamos eliminar la grasa no deseada del cuerpo en menos tiempo); y con la presoterapia nos aseguramos de realizar un muy buen drenaje linfático. Y no sólo para esto, además está comprobado que favorece la firmeza y tonificación de los tejidos cuando hay grandes pérdidas de peso, con lo que el tema de la flacidez queda prácticamente controlado.

Cuando existe un problema de celulitis, en cualquiera de sus grados, o solamente queremos prevenir su aparición, es una de las soluciones más recurridas. Como bien sabemos, la celulitis son pequeñas acumulaciones de grasa que aparecen normalmente en regiones como las caderas, muslos y glúteos, aunque hay casos donde también aparecen acumulaciones de celulitis en tobillos, rodillas, pantorrillas, abdomen y ciertas zonas altas del cuerpo. Pues con un tratamiento de presoterapia lograríamos paliar muchos de los efectos de estos diferentes tipos de celulitis y en el mejor de los casos, conseguiríamos su eliminación.

Aunque mucha gente no lo sabe, otro de los beneficios que nos regala la presoterapia es el de favorecer el tránsito intestinal (cuando se aplica en la zona abdominal). Así que nunca está de más saberlo si se tiende a sufrir de problemas de estreñimiento.

Y ya de un tiempo hacia aquí, muchos deportistas de élite tienen en cuenta los beneficios de la presoterapia e incluyen sesiones de presoterapia de manera asidua en sus “plannings” de entrenamiento. ¿Por qué? Pues porque es un buen complemento para tonificar músculos y articulaciones, relaja la musculatura (combatiendo la fatiga muscular, evitando contracturas, dolores y traumatismos), refuerza los tejidos conectivos, estimula los puntos nerviosos motores, alivia el estrés, la tensión y alivia los espasmos musculares cuando estos se hacen presentes. Además reduce la hinchazón y la inflamación.

¿Quién puede aprovecharse de los beneficios de la presoterapia?

Cabe decir que no es necesario tener ningún problema de salud ni estético para disfrutar de una buena sesión de presoterapia, pero no está de más saber a quién le dará un aporte extra.
Personas con celulitis, varices, retención de líquidos, obesidad, piernas cansadas, que presenten edemas o linfoedemas, con reumatismo, que padezcan de migrañas, mujeres en proceso de menopausia, personas que vayan a pasar por el quirófano o que ya estén en el proceso de post-operatorio, aquellos que sufran de alteraciones en el sistema circulatorio y para los que estén pensando someterse a una liposucción pero prefieran un método alternativo sin cirugía.

No hay que olvidar que aunque es un tratamiento que puede aplicarse a todas las edades y no tiene prácticamente contrindicaciones, existen ciertos casos en los que no se aconseja este tipo de tratamiento:

Cuando el paciente presenta TVP (Trombosis Venosa Profunda).
Cuando hay infecciones en las piernas o zonas a tratar.
Cuando el paciente sufre de enfermedad cardíaca severa y/o sea portador de marcapasos.
Cuando existe algún dolor o entumecimiento corporal.
Aquellos pacientes oncológicos.
Si estas embarazada, deberías consultar con tu doctor la posibilidad de hacer este tratamiento.
También debemos recalcar que no es recomendable realizar ninguna actividad deportiva antes ni después de una sesión de presoterapia.

Ante cualquier duda que se nos presente no debemos dudar en acudir a nuestro médico o especialista de confianza, él sabrá aconsejarnos la mejor opción en cada caso.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*